Adicción a Internet

Adicción a Internet y a las Nuevas Tecnologías

Qué es la adicción a Internet o a las nuevas tecnologías

La adicción a Internet es un trastorno de control de los impulsos en los que el adicto siente un fuerte implicación emocional hacia las actividades en Internet, que le empuja a pasar muchas horas en Internet, descuidando otras áreas de su vida

Clases de adicciones.

Hay varias clases de adicciones según el tipo de abuso que la persona hace de Internet.

  • Adicción al sexo por Internet: pornografía on-line, chats, foros, …
  • Relaciones por Internet. La persona se relaciona casi exclusivamente on line.
  • Adicción al juego online. Casinos, apuestas y otro tipo de juegos variados.
  • Adicción a los video- juegos

Tratamiento de la adicción a internet

En la adicción a Internet o las redes sociales la meta del tratamiento no es la abstinencia, ya que se trata de conductas descontroladas, pero que resultan necesarias en la vida cotidiana. Por eso el objetivo del tratamiento se centra en el re-aprendizaje del control de la conducta.

Nuestro tratamiento para la adicción a Internet  incluye las siguientes intervenciones:

  • Control de los estímulos de la adicción: se plantea una abstinencia total durante las primeras semanas y se realizan sesiones de desensibilización con hipnosis hacia los estímulos de la adicción.
  • Exposición gradual y controlada  a los detonantes de la conducta adictiva:se trata de crear una tolerancia a los estímulos. Para ello la persona adicta a Internet puede, inicialmente bajo el control de otra persona y después a solas, conectarse a la red, estar un tiempo limitado (1 hora, por ejemplo) y llevar a cabo actividades predeterminadas (atender el correo sólo una vez al día a una hora concreta, navegar por unas páginas fijadas de antemano o entrar en una red social).
  • Tratar el estado psicológico: se trabaja con la persona que padece adicción a Internet para regular los aspectos relacionados con la abstinencia, como el control de la ansiedad, la depresión, se tratan los problemas específicos de la persona, sus conflictos internos, y se le ayuda a planificar el tiempo libre e introducir cambios en el estilo de vida.
  • Prevención de recaídas:la recaída es algo que en cualquier adicción puede ocurrir, por lo que hay que preparar al paciente para detectar cuando está en una situación de alto riesgo para evitarla. Pero en el caso de no hacerlo, para afrontar la recaída de la mejor forma. Esto implica identificar las situaciones de riesgo, aprender respuestas adecuadas para su afrontamiento y modificar las distorsiones cognitivas sobre la capacidad de control del sujeto.

IPSIA Psicología. Tratamos la adicción a Internet y a las nuevas tecnologías con terapia cognitivo-conductual, mindfulness y técnicas como la hipnosis clínica o la EFT.