Cómo tratar la ansiedad y formas de controlarla

Alrededor de un 20% de las consultas psicológicas están relacionadas con la ansiedad por eso hemos elaborado este post en el que os explicamos qué es la ansiedad, como identificarla, que maneras hay de tratarla y cómo controlarla.

A la hora de evitar la ansiedad podemos llevar a cabo muchas acciones si bien es necesario realizar un análisis de esa persona para ver qué es lo que está causando esa ansiedad y poder llevar a cabo el mejor tratamiento.

¿Qué es la ansiedad?

Muchos asociamos la ansiedad a algo dañino pero se trata de una emoción normal que esta en nuestro organismo al igual que la tristeza o la alegría, y está en nuestro organismo ya que nos prepara para situaciones que pueden ser potencialmente peligrosas.

como tratar la ansiedadLa ansiedad sirve para movilizarnos hacia consultas que nos pueden «salvar». En nuestro organismo se producen un montón de cambios que nos preparan para una respuesta de lucha o de escape.

Síntomas de ansiedad

La ansiedad provoca una serie de síntomas, algunos de ellos son:

  • Se acelera nuestro corazón: vamos a empezar a bombear sangre muy deprisa.
  • Sensación de ahogo debido a que nuestra aceleración se acelera.
  • Funciones de nuestro organismo se paralizan
  • Nauseas o vómitos
  • Mareos
  • Visión borrosa
  • Hormigueo en las extremidades.

Todos estos cambios son naturales, fisiológicos y en multitud de ocasiones se detectan como peligrosos por personas ansiosas creyendo que nos va a dar un infarto, que nos vamos a marear, desmayar…etc.. Pero la ansiedad sirve para ayudarnos, ya que nos preparan para una respuesta adaptativa.

La ansiedad es peligrosa cuando es patológica, si se presenta en situaciones normales de la vida cotidiana o ante situaciones que exigen ansiedad pero mi reacción es desproporcionada entonces si tenemos un problema.

Además de los síntomas físicos podemos tener síntomas psicológicos aunque son algo más difíciles de reconocer aunque son provocados igualmente por la ansiedad, algunos son:

  • Pensamientos intrusivos
  • Poca concentración
  • Falta de memoria
  • Preocupaciones constantes

Los trastorno de ansiedad son muy incapacitantes y provocan mucho malestar en quien los padece por eso a largo plazo la persona acaba padeciendo síntomas depresivos o directamente una depresión.

Tipos de ansiedad

Dentro de la ansiedad caben muchos trastornos distintos y todos relacionados con ella. Os mostramos los tipos de ansiedad más comunes.

Ansiedad generalizada

En la ansiedad generalizada la persona siente una preocupación excesiva por aspectos normales de la vida cotidiana.

Trastorno de pánico

La persona ha sufrido algún ataque de pánico, en un momento puntual de muchísima ansiedad, y a partir de ahí tiene miedo de que ese acontecimiento vuelva a suceder. Los trastornos de pánico puede presentarse con o sin agorafobia. Cuando se añade la agorafobia hay un miedo especial a salir de casa o estar en multitud de gente.

Fobia social

La fobia social es también un trastorno de ansiedad. La ansiedad se focaliza en temas relacionados con el contacto con la gente, es decir, al estar con un grupo de amigos, estar con personas del sexo opuesto, en una reunión social… es ahí cuando sentimos miedo o ansiedad.

Trastorno obsesivo compulsivo

En este caso la persona desarrolla una serie de conducta ritualizadas destinadas a disminuir la ansiedad. Por ejemplo, un lavado constante de las manos. Se piensa que por hacer algo continuamente no va a ocurrir algo malo.

En definitiva, los trastornos de ansiedad son muchos y ocupan un gran espectro de las consultas psicológicas de las personas.

Consejos para tratar la ansiedad

A continuación os mostramos algunos consejos para ir controlando y disminuyendo la ansiedad:

  • Hacer ejercicio, una actividad física continuada para liberar toxinas y sacar esa ansiedad, ese nervio que nos está causando malestar.
  • Una alimentación sana, equilibrada también ayuda. Debemos evitar el alcohol, el café, las frituras…todo lo que implica un trabajo digestivo dificultoso si estamos con un cuadro de ansiedad.
  • Dormir bien, crear un patrón de sueño sano teniendo en cuenta nuestro ritmo de vida. Crear una rutina, un hábito saludable nos aporta bienestar.
  • Hacer actividades saludables de ocio como la lectura, coser, ir al cine, etc… dedicarnos a cosas que nos aportan ilusión es fundamental para estar bien.
  • Rodearte de personas buenas,  que te apoyen y te quieran mucho. La familia, los amigos, la pareja… debemos apoyarnos en ellos.
  • Aprender a decir que no, no estar siempre disponibles. Gestionar nuestro tiempo de manera efectiva.

Hay muchos consejos generales como los que acabamos de ver, pero hay otros más específicos. Una de las cosas fundamentales para controlar la ansiedad es tener la sensación de control, poner en marcha una serie de estrategia cognitivo-conductuales. Por ejemplo, un calendario para temporalizar las actividades, una de las sensaciones de las personas que sufren ansiedad es la falta de control, por lo que hay que volverle hacer sentir esa sensación de control y al mismo tiempo juntar trabajo y ocio, o estudio y ocio dependiendo a lo que se dedique.

Otra “fórmula” es escribir una frase o palabra en un papel y colocarlo en algún lugar visible que nos ayude a recodar cada vez que vemos esa palabra lo que queremos para nuestra vida (paz, bienestar, tranquilidad, alegría, optimismo, etc.). Se trata de buscar una señal que nos ayude a focalizar la atención en bajar el nivel de ansiedad y focalizar en el bienestar que queremos para nosotros.

Tratamientos para controlar la ansiedad

En primer lugar se debe realizar psicoterapia y acompañarlo de un tratamiento farmacológico. En la parte relacionada con Ipsia trabamos los pensamientos automáticos irracionales que generan emociones negativas y nos desestabilizan, controlar los impulsos, se enseñan técnicas de relajaciones para bajar la activación general que provoca la ansiedad. Identificar los pensamientos, y una vez lo hayamos conseguido aprender y entrenar en el uso de pensamientos positivos que nos aporten bienestar y tranquilidad.

Ipsia Psicología – Tratamiento de la Ansiedad en Zaragoza