Los Pensamientos Intrusivos

A todos nos gustaría controlar nuestra mente y, por ejemplo, dejar de pensar en un recuerdo desagradable que vuelve una y otra vez a nuestra mente, o dejar de pensar negativamente en algo que nos preocupa del próximo futuro. Sin embargo, este deseo está muchas veces muy lejos de lo que nos sucede en la realidad cotidiana.

Se ha calculado que en las aproximadamente dieciséis horas que estamos despiertos al día tenemos unos 4000 pensamientos y que la mayoría de las personas emplea un 46,9% de las horas de vigilia a pensamientos que nada tienen que ver con lo que está haciendo en esos momentos.

En semejante cuantía encontramos todo tipo de pensamientos: agradables, neutros o desagradables, deseados o intrusos, esperanzadores o preocupantes, siendo los pensamientos incómodos, obsesivos y de preocupación algo común en la población en general, así como su empeño y deseo de desembarazarse de ellos, cosa que difícilmente consiguen.

Como dice Tolle en su libro «Un mundo nuevo, ahora», la mayoría de la gente está tan completamente identificada con la voz de su cabeza – el torrente incesante de pensamiento involuntario y compulsivo y las emociones que lo acompañan- que podríamos describirla como poseída por su mente.

Y ese es el problema: creer que tú eres tu mente. Cuando eso sucede es que el instrumento se ha apoderado de ti.

Esto es lo que sucede en algunos cuadros como el Trastorno Obsesivo Compulsivo y como el Trastorno de Ansiedad Generalizada que se caracteriza por cursar con pensamientos y preocupaciones constantemente

Las nuevas terapias como la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) y el Mindfulness están consiguiendo unos resultados muy prometedores y eficaces en el manejo de los pensamientos intrusivos y obsesivos y de la respuesta emocional asociada a ellos, al conseguir una disminución de la credibilidad y el apego a dichos pensamientos, lo cual conduce a que la persona se vea menos afectada por ellos y aprenda a ver los pensamientos como pensamientos y no como la realidad.

En IPSIA PSICOLOGIA somos especialistas en Terapia de Aceptación y Compromiso y Mindfulness y utilizamos dichas terapias para el manejo de los pensamientos intrusos, obsesivos y preocupantes.