Telefonofobia o miedo a hablar por teléfono: Qué es, causas y tratamiento

La telefonofobia es el miedo a hablar por teléfono. ¿Se encuentra a menudo evitando las llamadas telefónicas? ¿Siente pánico cuando le llama alguien que apenas conoce? ¿Envías mensajes de texto con alguna excusa para no hablar?

telenofobia miedo a hablar por telefono

Esta reacción extrema podría deberse a una condición llamada Telefonofobia, o el miedo a hablar por teléfono. Puede parecer inusual, pero muchas personas se enfrentan a este problema.

Por desgracia, no poder mantener una conversación normal por teléfono no es sólo un inconveniente. Puede afectar a tus actividades diarias y a tus perspectivas profesionales. ¿Cómo se puede superar esta fobia?

¿Qué causa la telefonofobia?

Quizá te preguntes: ¿Por qué dan tanto miedo las llamadas telefónicas?. La respuesta puede complicarse, ya que esta fobia es una mezcla de varios trastornos sociales.

El timbre del teléfono

¿Se estremece con el sonido de un teléfono que suena? No es raro. Los teléfonos fijos suelen hacer un ruido que llama la atención para avisar de una llamada. Los teléfonos móviles han adoptado este tono de llamada estándar, aunque mucha gente utiliza alertas personalizadas en su lugar.

Por desgracia, es posible que este sonido de llamada te dé escalofríos. Para algunos, hay un recuerdo traumático asociado a ese sonido. Puede provenir de una película de miedo, de una llamada de rescate o de malos sueños.

La persona que llama al otro lado

Si de niño te han acosado, se han burlado de ti o te han hecho reír por teléfono, esto puede provocar el miedo a hablar por teléfono. Como adulto puede parecer poco importante. Pero si no eres capaz de olvidar lo que sentiste, puede dar lugar a la fobia al teléfono.

Oír malas noticias

Algunas personas que se han enfrentado a un acontecimiento traumático desarrollan algún tipo de fobia. ¿Ha recibido alguna vez una mala noticia por teléfono? Puede tratarse del fallecimiento de alguien cercano a usted. Tal vez le informaron de la pérdida de un trabajo o de algo que significaba mucho para usted. Mientras lidia con las consecuencias de la pérdida, puede desarrollar repentinamente un miedo a hablar por teléfono.

Ondas electromagnéticas

Algunas personas tienen verdadero miedo a hablar por teléfono porque creen que les expone a ondas perjudiciales. Piensan que acercar el auricular o el teléfono inteligente al oído supone un peligro para su salud. Aunque parezca irracional, hay cierta preocupación por estar constantemente expuesto a estas ondas.

No hay un patrón establecido ni una razón definitiva para las causas de la telefonofobia, ya que el trauma de cada persona surge por un motivo diferente.

En algunos casos, esta fobia está estrechamente relacionada con otras condiciones mentales o sociales.

Ansiedad social

La ansiedad social es una de las principales razones por las que las personas desarrollan una fobia a hablar por teléfono. Las personas con baja autoestima tienen miedo de cómo van a sonar al teléfono. Le dan demasiadas vueltas a las cosas y tienen monólogos internos del tipo:

¿Qué debo decir al teléfono?

¿Estoy haciendo perder el tiempo a la persona que llama? Estas inseguridades les impiden mantener una conversación normal por teléfono.

Trastornos del habla

Otra razón para desarrollar una fobia al teléfono es tener trastornos del habla como el tartamudeo. Si una persona tiene dificultades con la articulación o la fluidez, no se sentirá segura al hablar por teléfono.

TOC (trastorno obsesivo compulsivo)

Aunque el TOC es diferente de las fobias, las investigaciones sugieren una relación entre ambos. Los expertos creen que la mayoría de los trastornos de la personalidad están interrelacionados, especialmente si la causa es un trauma no tratado.

Síntomas de la telefonofobia

¿No está seguro de si usted o alguien que conoce está luchando contra ella? Consulte a un profesional y pida un sesión para tratar la telefonofobia para estar seguro. Los síntomas físicos y fisiológicos son bastante fáciles de detectar.

Síntomas físicos

  • Dolores de estómago
  • Latidos rápidos del corazón
  • Falta de aliento
  • Hiperventilación
  • Boca seca
  • Mareos
  • Ataques de pánico
  • Náuseas

Síntomas psicológicos

  • Evita responder a las llamadas telefónicas
  • Prefiere enviar mensajes de texto en lugar de hablar por teléfono
  • Se asusta visiblemente cuando suena un teléfono
  • El teléfono móvil está siempre en modo silencioso

¿Cómo superar el miedo a hablar por teléfono?

¿Cómo se trata la telefonofobia? Las fobias leves pueden tratarse con algunas técnicas de autoayuda, mientras que para los casos extremos se requiere ayuda profesional.

Sin embargo, muchos tienen miedo de acercarse a los expertos por diversas razones. Se avergüenzan de esta condición o temen que se burlen de ellos o los juzguen. Algunas personas no pueden permitirse el coste de una terapia profesional.

Lo bueno es que existen estrategias de autoayuda eficaces para esta fobia:

  • Llevar un diario personal y escribir todos los pensamientos es una de las formas más fáciles.
  • Meditar ayuda a calmar los miedos y a pensar con claridad.
  • El yoga y el ejercicio cardiovascular también ayudan.

Si se trata de ansiedad social, puedes hacer ejercicios que te ayuden a aumentar tu confianza al hablar con la gente en general. Estos son algunos de ellos:

  • Escribe tus puntos negativos y positivos cada día.
  • Refuerza lo que la gente piensa de ti pidiendo comentarios positivos.
  • Haz una lista de todos tus rasgos positivos. Colócala en algún lugar visible.
  • Prueba un curso de oratoria para deshacerte de tus miedos.

Sin embargo, estas técnicas pueden no ser efectivas si su fobia ya está interfiriendo en la vida diaria. Si la fobia al teléfono en el trabajo está perturbando tu carrera, puedes consultar a un psicólogo profesional.

Tratamiento de la telefonofobia

Antes de consultar a un profesional, tómese el tiempo necesario para recordar cuándo empezó a desconfiar de las conversaciones telefónicas. Si recuerda cuándo ocurrió, intente identificar la causa. Hable de ello con su terapeuta.

Si ha decidido buscar ayuda médica para sus problemas, he aquí un par de tratamientos que podrían sugerirle.

Terapia cognitivo-conductual

Esta es una de las terapias de conversación más comunes. No sólo sirve para que el experto identifique el problema, sino también para convencerte de que cambies tu forma de pensar sobre los desencadenantes de tu fobia. También tendrán en cuenta si tienes antecedentes de otras enfermedades.

Mediante técnicas especializadas, los terapeutas se centran en reducir el impacto de los traumas del pasado. La idea es reconducir o cambiar la forma en que te sientes respecto a esos recuerdos traumáticos hablando de ellos.

Terapia de exposición

La terapia de exposición es otra forma de terapia hablada en la que el especialista le expone gradualmente a su fobia. El objetivo es desensibilizarte y acostumbrarte a tu desencadenante. Por ejemplo, se empieza hablando de los teléfonos que suenan, y luego se pasa a poner el teléfono en vibración hasta que se pueda atender una llamada real.

Psicoterapia

En caso de que no recuerdes dónde se originó tu miedo al teléfono, la psicoterapia ayuda. Sin embargo, sólo pida ayuda a un profesional certificado que tenga experiencia en esto.

Tenga en cuenta que cualquier tipo de tratamiento de la telefonofobia no le curará al instante. Implica un proceso gradual con un terapeuta cualificado.

Aunque no hay forma de evitar por completo tus miedos, no pierdas la esperanza. Una vez que hayas empezado el tratamiento, pronto verás un cambio visible en ti. Las personas acaban aprendiendo a enfrentarse a las fobias. Sin embargo, debes seguir las instrucciones de tu médico y tomar los remedios oportunos para ello.

Si tienes un caso leve de Telefonofobia, puede que no tengas que preocuparte por ello. Según un estudio, el 40% de los baby boomers y el 70% de los millennials se ponen ansiosos cuando suena el teléfono. Aunque no eres el único, debes buscar la manera de convivir con ella cómodamente para que no altere tu estilo de vida.

Hay muchas maneras de acabar con tu fobia a hablar por teléfono. Para ello, tienes que identificar y resolver los problemas que han provocado este miedo. Puede llevar algún tiempo, pero al final lo conseguirás. En lugar de rechazar las llamadas entrantes, pronto las responderás con una sonrisa.

¿Necesitas ayuda?