¿Cómo tratar la depresión?

Sentirte deprimido o triste es una parte natural de la vida. La gente nos decepciona, las cosas van mal, perdemos a la gente que amamos o los sueños que hemos valorado. Cuando el sentirte deprimido se extiende durante semanas o meses o se produce con frecuencia e interfiere con tu capacidad de interactuar con la gente y disfrutar de la vida, es probable que estés experimentando algún tipo de depresión.

como tratar la depresion

¿Cómo se que tengo depresión?

Hay muchos síntomas comunes asociados con la depresión. Si te identificas con uno o más de los que enumeramos a continuación, busca la ayuda de un psicólogo que puede tratarlo, y no intentes pasar por esto solo:

  • Sentimientos de soledad y pérdida de relaciones con los amigos.
  • Incapacidad para disfrutar de actividades que antes te gustaban, como leer, jugar a videojuegos, dibujar, etc.
  • Letargo, fatiga y la sensación de que hacer cosas requiere mucha energía.
  • Tristeza persistente, ataques de lloro, sentimientos de ansiedad o vacío.
  • Sentimientos de inutilidad, culpa propia y falta de autoestima.
  • Dormir mucho más o menos de lo normal, o experimentar insomnio.
  • Aumento o pérdida de peso inusual, comer en exceso o pérdida de apetito.
  • Encontrar dificultades para pensar o concentrarse, incapacidad de tomar decisiones claras.
  • Pesimismo generalizado
  • Dolores corporales, calambres, problemas digestivos, dolores de cabeza y otros dolores que no desaparecen con la medicación o el tratamiento.
  • Estar irritable o inquieto la mayor parte del tiempo.
  • Pensamientos suicidas, pensamientos sobre la muerte o intentos de suicidio.

Tratamientos para la depresión

Una de las soluciones más útiles para tratar la depresión es reunirse con un profesional de la salud mental, es decir, un psicólogo.

Hay diferentes opciones de tratamiento psicoterapéutico para la depresión, y cada terapeuta tendrá su propio estilo único. Desde Ipsia Zaragoza intentamos que os sintáis cómodos para tener las mejores posibilidades de éxito en la terapia.

Terapia cognitiva

La terapia cognitiva conductual implica que el terapeuta y el paciente trabajen juntos para señalar, desafiar y cambiar los patrones de pensamiento negativos. Se ha demostrado que es tan o más eficaz como un tratamiento agudo (tratamiento para la depresión severa, pero no crónica) que los medicamentos antidepresivos, e incluso ofrece protección ante una posible recaída.

Terapia de comportamiento

La terapia de comportamiento se dirige a comportamientos no saludables o perturbadores y enseña las habilidades necesarias para adaptarse mejor a situaciones estresantes en el futuro.

Psicoterapia interpersonal

La psicoterapia interpersonal es un tratamiento de tiempo limitado e investigado empíricamente para los trastornos del estado de ánimo que se centra en cómo los síntomas de la depresión afectan las relaciones interpersonales de un individuo. La terapia interpersonal es más eficaz con las formas de depresión leves a moderadas.

Terapia de aceptación y compromiso

La Terapia de Aceptación y Compromiso es una nueva psicoterapia. Forma parte de las llamadas “Terapias de Tercera Generación” y que tiene unas bases científicas muy sólidas.

La evidencia científica ha demostrado que la ACT es más efectiva que las terapias conductuales y las terapias cognitivas en el tratamiento de la depresión

Terapia Cognitiva Basada en el Mindfulness para la Depresión (MBCT)

Es una terapia para tratar la depresión y otros trastornos del estado de ánimo como la distimia o la depresión postparto. Los datos científicos han demostrado que este tipo de terapia produce los siguientes resultados:

  • Reduce la severidad de los síntomas depresivos.
  • Es más eficaz que las dosis de mantenimiento de los antidepresivos en la prevención de una recaída en la depresión.
  • Posibilita que las tres cuartas partes de las personas, que han sido tratadas con esta terapia junto con anti-depresivos, puedan dejar la medicación antes de los 2 años.

Algunas cosas que puedes hacer para superar la depresión

Os proponemos algunos cambios que podéis hacer en vuestro día a día para alejar la depresión de vosotros.

Duerme bien

El sueño es esencial para un cuerpo sano y equilibrado. La falta de sueño puede agravar los pensamientos negativos y fácilmente se convierte en un círculo vicioso en el que los pensamientos negativos te mantienen despierto e impiden que duermas lo suficiente. Despertar sin estar descansado y sentirse cansado es una problema habitual durante la depresión.

Para romper este ciclo es necesario aplicar una estricta rutina de sueño a la misma hora de acostarse y de levantarse todos los días, evitar la cafeína y el alcohol, no hacer ejercicio tres horas antes de acostarse, eliminar cualquier cosa que distraiga de la habitación y mantenerla a una temperatura adecuada.

Haz ejercicio

El ejercicio libera un químico antidepresivo natural en el cerebro. Puedes comenzar con un simple paseo, e ir aumentando esta rutina conforme se ajuste a tus necesidades. Para mantenerte más motivado puedes buscar amigos para llevar a cabo las sesiones de ejercicio.

Busca amigos o sesiones de ejercicio en grupo, ya que tener un compañero te mantendrá más motivado. Practicar deportes es una gran manera de hacer ejercicio con regularidad, mantenerse ocupado, centrarse en la mejora de uno mismo y conocer gente nueva.

Come sano

Reduce el consumo de azúcar, las comidas rápidas y los procesados. Comer más frutas, verduras y alimentos integrales, así como beber mucha agua mejora tu estado mental y tu bienestar. Mejorar la dieta puede ser un proyecto positivo para mantenerte constructivamente ocupado. Además, muchos alimentos saludables son efectivos para mejorar el estado de ánimo.

Apóyate en amigos y familiares

El apoyo de las personas que te quieren y se preocupan por ti es una parte importante del proceso para superar la depresión. Decirles a esas personas que estás deprimido y que necesitas su apoyo es mucho más difícil de lo que la gente se piensa pero ser honesto hará que te ayuden a superar este bache.

Además pasar tiempo con tus amigos y familiares hará que veas el mundo de manera más positiva y te sentirás mejor al estar cerca de ellos.

Mantente ocupado

Estar ocupado es una forma de evitar que los pensamientos negativos giren alrededor de tu cabeza repetidamente. Así que estar ocupado puede ser una gran diferencia en tu día a día. Busca un hobby que te guste y no te cueste llevarlo a cabo, puede ser desde cuidar a una mascota, leer, escribir, etc… Pero es importante que crees una estructura donde tengas marcado que hacer cada día.

Programar otro tipo de actividades como salir a cenar, o ir a ver un concierto también te ayudará a olvidar la depresión y a comenzar a disfrutar.

No esperes más a ver si se pasa lo peor. La depresión tiene que estar bien tratada para que no estés recayendo continuamente y el psicólogo es el especialista que te puede ayudar