Psicoterapia para Adultos

Los trastornos o problemas psicológicos: frecuencia en la población adulta

Los trastornos psicológicos son frecuentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice  una de cada cuatro personas sufre o sufrirá algún tipo de trastorno psicológico o mental a lo largo de su vida.

Además se está detectando un incremento de los trastornos psicológicos o mentales más comunes, como la ansiedad y la depresión que, según la OMS, serán en 2020 la causa principal  de baja en el trabajo.

Sin embargo menos del 25% de las personas afectadas por algún trastorno psicológico o mental son diagnosticadas y tratadas adecuadamente. O dicho de otro modo, el 75% de las personas que padecen un trastorno psicológico no reciben una atención adecuada por diferentes causas. Y esto, a pesar de que todos los trastornos psicológicos  pueden ser tratados y, muchas veces curados, en la mayoría de los casos.

¿Qué datos avalan la conveniencia de realizar una Psicoterapia para tratar los trastornos psicológicos?

Los estudios centrados en los resultados de la psicoterapia se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • La Psicoterapia es efectiva y superior al no tratamiento.
  • Alrededor de un 80% de las personas que realizan una psicoterapia manifiestan cambios psicológicos significativos.
  • El tratamiento psicológico no solo acelera el proceso de mejora, sino que además provoca cambios en las estrategias para afrontar los problemas en el futuro.
  • La psicoterapia produce cambios que se mantienen en el tiempo.
  • Para algunos cuadros muy específicos, como cuadros depresivos, ansiedad, fobias y ataques de pánico, la psicoterapia resulta aún superior que el tratamiento farmacológico puro.
  • El encaje entre el estilo del terapeuta y el del paciente es el elemento que produce mejores resultados. La relación terapéutica es el factor que influencia más el resultado de las intervenciones.
  • Algunos pacientes se benefician más de un tipo de intervenciones que de otras. Por este motivo es conveniente disponer de un abanico de terapias y técnicas psicológicas a aplicar en los tratamientos.
  • En cuanto a la relación tiempo de tratamiento/efectividad, en aproximadamente 26 semanas (6 meses a una vez por semana) el 50% mejora notablemente y el 75% muestra un cambio psicológico clínicamente significativo. Aunque no todos los pacientes mejoran igual. Registran mejoras más significativas, aquellos que tienen más recursos psicológicos para promover cambios.

Problemas y trastornos que tratamos en adultos