Tratamiento ataques de ansiedad y trastorno de pánico Zaragoza

Psicólogos especialistas en el tratamiento psicológico de los ataques de pánico y del trastorno de pánico en Zaragoza. Ipsia Psicología.

Ataque de pánico o crisis de ansiedad o de angustia:

Estos nombres son maneras diferentes de llamar a este problema de ansiedad.

Los ataques de pánico o ansiedad consisten en la aparición brusca y aislada de un episodio de miedo o malestar intenso acompañado de una serie de sensaciones corporales como:

  • respiración acelerada y/o dificultad para respirar
  • aumento de la frecuencia cardíaca, palpitaciones, taquicardia.
  • tensión en los músculos.
  • opresión y/o dolores en el pecho
  • nudo en el estómago
  • aumento de la sudoración
  • garganta y/o boca seca
  • entumecimiento, hormigueo y/o sensación de adormecimiento o de estar anestesiado en brazos, piernas o mano.

Trastorno de pánico:

Consiste en ataques de pánico que se repiten, acompañados de miedo al miedo a que se repita otro ataque y que hace que la persona que los padece vaya dejando de ir a sitios o  vaya abandonando actividades para evitar que pueda tener otro ataque.

Trastorno de Pánico
Ilustración: kamokugaijin

¿Cuál es el peligro al qué se teme?

Cuando se está produciendo un ataque de pánico o ansiedad los peligros a los que se teme son los siguientes: a morir (de un infarto, o de un ataque cerebral o de asfixia), a volverse loco, a “perder el control, o bien a desmayarse y, en ocasiones, a tener un ataque de diarrea instantáneo.

¿En qué consiste el trastorno de pánico?

El cuadro consiste en la aparición brusca de ciertas sensaciones corporales, inocuas o inofensivas, pero que el paciente interpreta de modo catastrófico, es decir, como señal de muerte inminente, o tal vez de locura o pérdida de control inmediatos.

Cualquier sensación corporal, que no comprenden, es para las personas que padecen este trastorno (para los panicosos) señal de que sobreviene la catástrofe: un mareo es señal de un ataque cerebral o de caída fulminante al suelo, las palpitaciones u opresión en el pecho son señales de un ataque cardiaco inminente, la sensación de falta de aire es señal de peligro de asfixia, y así sucesivamente.

Las crisis suelen durar unos minutos, aunque pueden ser más duraderas, y, en esas ocasiones, persiste el miedo a tener otro ataque de pánico, es decir, tiene miedo a tener miedo, temiendo otro nuevo ataque de angustia.

La vida del panicoso es un constante estado de alerta porque cree que le puede sobrevenir una enfermedad fulminante si se descuida, y esta vida es cada vez más restringida porque evita muchas situaciones y lugares, generándose de esta forma la agorafobia o fobia a determinadas situaciones.

Si un panicoso tuvo un ataque de pánico en un restaurante, no puede ir más a restaurantes; lo mismo si lo tuvo en un cine, en una tienda o en el trabajo, con lo cual va limitando más y más su movilidad y su libertad.

Suele resultarles difícil ir a supermercados, o a fiestas, o en el autobús…etc, y lo explican diciendo que es que hay mucha gente y que la salida se les complica si tienen que irse. Pero hay otro motivo, que muchas veces desconocen, y es que son muy sensibles a la falta de aire.

Tratamiento para el trastorno de pánico Zaragoza

La utilización de fármacos sin psicoterapia no es adecuada para estos problemas ni tiene evidencia científica, en todos los casos es necesaria una psicoterapia adecuada.

En IPSIA PSICOLOGIA utilizamos las psicoterapias más avanzadas que producen cambios emocionales, como la hipnosis, EMDR, PNL y TIC (Técnicas de integración cerebral).

Somos un centro de referencia en el tratamiento de los ataques de pánico en Zaragoza o ansiedad y del trastorno de pánico.  Si necesitas un psicólogo especialista  para tratar estos problemas, llámanos al 605818512.

Enlaces relacionados con los ataques de pánico y ansiedad:

¿Qué nos sucede cuando tenemos un ataque de pánico?